Copyrights @ Journal 2014 - Designed By Templateism - Published By Gooyaabi Templates - SEO Plugin by MyBloggerLab

15 de junio de 2016

, ,

Casi Sin Querer

Después de la resaca que dejaste la primera vez que te quise, me quedé buscando el equilibrio entre medir lo que te quiero y quererte sin medida.
Porque es muy fácil enamorarse de lo bueno y lo conveniente, sin abrir esos sacos de basura emocionales que nos quitan las ganas de querer… Todas las heridas que han dejado marca, esas que no sacamos al sol… y no lo es tanto cuando hay manchas de tinta que no se borran. Pero tú me enseñaste que rebuscar entre la mierda no está reñido con aprender a querer lo que me daba miedo querer.

Y entre el caos de necesitarte casi sin querer y quererte sin necesidad de hacerlo, aprendí que nada es perfecto y no quiero que lo sea, o sí, no importa… Porque es contigo donde quiero estar.

31 de mayo de 2016

, ,

Acto Final

Puse tu nombre a un libro lleno de fracasos, como recordatorio de nuestra historia, esa que nunca pudimos contar. Puede que como una burda manera de hacerme daño, hurgando en una herida sin cicatrizar o por creerme el hombre de piedra también contigo.
Cosas que no tienen contestación, como tantas otras que no vienen a cuento. Para cuentos ya llegan los que nos contaban nuestros abuelos, que siempre terminaban comiendo perdices pero nunca te contaban lo que venía después, eso sí que iba a ser jodido de contar. Pero qué te voy a contar yo a ti, que somos producto de las mejores drogas sintéticas que buscan unicornios en la oscuridad.
El humo del tabaco baila bajo la luz de los focos, que apuntan a tu cuerpo medio desnudo oculto en las tinieblas. Y en esa oscuridad es donde brilla la estrella del espectáculo, siempre rodeada de criaturas enfundadas en cuero con halo de sexo enlatado en las venas que dan lugar al acto final.
Se apagan las luces del escenario, nada que alcance la vista. Pero tu sonrisa sigue inundando de brillo el lugar, aunque nadie pueda verlo, sin que tú te des ni cuenta.

18 de agosto de 2015

,

Entre lo real y lo imposible

Entonces se apagó la luz. Y todo cobró sentido cuando tus ojos dejaron de ver lo que un día nos dio miedo a los dos. Escuché tu respiración mientras tus latidos marcaban el ritmo, primero lento, luego más rápido, como una canción que te atrapa y te hace sonreír sin motivo.
Así eres tú, cuando hablas, cuando ríes, cuando me enfadas; un ser perfecto lleno de imperfecciones que harían perder la razón a la persona más cuerda del mundo. Con esa mirada de niño a punto de hacer una travesura, consigues que un tarado como yo pierda aún más la cabeza cuando te siento lejos o cuando te tengo cerca. Haces que lo fugaz se vuelva algo eterno, que todo lo que hasta ahora importaba no sea más que un espacio en blanco, donde poder escribir lo primero que se nos pasa por la cabeza, aunque sea algo que no tenga sentido... Todas las cosas buenas no lo tienen.
Y entre lo real y lo imposible nos perdemos tú y yo…

27 de abril de 2015

, , ,

Fearless

Respira, no es más que una vela consumida en el fondo de una caja, su luz se apagó mucho antes de ser abandonada en el olvido, con las otras cosas que un día fueron algo y hoy no son más que los restos de la post guerra que se libró en el lugar. Da miedo ver cómo ha terminado todo, como todo está terminando. Y mientras todos recogen los destrozos intentando volver empezar, a simple vista no parece que haya nada que merezca la pena reciclar.
Esos ojos, todavía puedo ver con claridad esa mirada que levanta huracanes en las fotografías que un día colgaban sobre los muros. El paso del tiempo puede que apagase su luz, disfrazándolas de meros trozos de papel, pero todavía consiguen hacer que se encienda la luz  en toda esta oscuridad, la nuestra.
Asustado como un niño me arrincono con los ojos perdidos esperando que todo pase, me escondo de la muchedumbre donde nadie me pueda encontrar, donde no pueda ver que nunca volveré a ser como antes. Seguirá pasando el tiempo y el tiempo no habrá borrado de mi cuerpo las marcas de uñas en mi espalda. 

Respira, su luz se apagó hace mucho tiempo, mucho antes que la mía. No es más que un cuerpo vacío, todo lo que era antes yace sobre los restos de la batalla. Son solo papeles desteñidos, pedazos... sin luz.

Follow by Email